BilbaoMakers en la Bilbao Maker Faire 2015

Tentado he estado de titular este artículo como “BilbaoMakers en la BioMakerFaire” pero me parecía algo confuso. Aparte de sonar como un trabalenguas. He visto escrita en algún sitio la expresión “Bio Maker Faire” para nombrar a la Maker Faire de Bilbao. Tal vez sea porque suena mas “cool” o por la denominación internacional de nuestro aeropuerto (siempre me llama la atención que te pongan una etiqueta con un BIO grande en la maleta cuando viajas desde Bilbao).

Y me pregunto yo: ¿Cómo llamaríamos entonces a una Feria en la que reuniéramos en nuestra ciudad a los transformadores de productos biológicos? ¿BioBio Maker Faire quizá?

Bromas aparte (ni a InMoov, el visitante más ilustre de esta feria parece haberle hecho gracia), aunque solo sea por la similitud entre los nombres, parece evidente que BilbaoMakers tenía que estar presente en la Bilbao Maker Faire. La realidad es que hemos tenido bastantes dudas entre si acudir o no a esta cita. Al final,  hemos decidido  venir y hemos acabado satisfechos de lo conseguido con nuestra presencia. Que no es otra cosa que la relación con personas de  parecidos intereses a los nuestros. Reconocernos y darnos a conocer.

La Feria se extendía por diferentes recintos de la antigua fábrica de galletas Artiach, en la península de Zorrozaurre. Uno de ellos, precisamente donde nos ubicaron a nosotros es este que veis en una panorámica.

Si queréis  navegar por él podéis hacerlo siguiendo este enlace. Es una panorámica 360°. Está tomada el sábado al mediodía con la feria supuestamente lanzada pero la realidad es que algunos expositores estaban todavía montando o dándole consistencia a su stand.

La mayor afluencia de público se produjo en algunos momentos de la tarde del sábado y en una intensa hora de la mañana del domingo.

Esta sensación de que el sábado por la mañana “faltaba” gente a lo mejor se debió a que algunos estaban buscando el lugar donde iban a impartir sendas conferencias los dos grandes pesos pesados del movimiento maker que han venido a Bilbao. Por un lado Josef Prusa (al que no pude escuchar ni un rato) y por el otro David Cuartielles (con el que sí tuve un poco más de suerte).

Entre las personas y organizaciones que exponían,  el más llamativo ha sido Gaël Langevin con su InMoov, un proyecto de humanoide open source realmente interesante (además de espectacular) que ha causado sensación entre todos los visitantes.

Pero el movimiento Maker es algo mucho más profundo que el mero espectáculo (por más que a muchos sea lo único que les interesa y piensen que a poco más que  eso se reduce). Es una corriente de pensamiento y actuación que practica mucha gente no organizada (que no es lo mismo que desorganizada) con un interés común por la ciencia, la tecnología y la fabricación. Pero siempre compartiendo el conocimiento sin restricciones. Esta es yo creo su verdadera identidad. Si dentro de este movimiento descubrís personas u organizaciones que se mimetizan con él pero mantienen ocultos sus desarrollos, o son unos impostores, o están empezando a tomar otro camino. También encontraréis otros que se acercan a él con el objetivo de aprovecharse del trabajo de los demás sin aportar nada. Son los riesgos de optar por el software y el hardware libre y de pertenecer a movimientos que, por intereses ajenos al propio movimiento, alguien pone “de moda”.

Lo malo que tiene una feria en la que tomas parte es que no la puedes disfrutar como un visitante normal. Pasas rápidamente por los sitios, tomas algunas fotos pensando en este artículo del blog y dejas infinidad de cosas sin ver y personas interesantes sin saludar. Siento que solo aparezcan aquí fotos de algunos (y no de todos y cada uno) de los que presentaban (con un gran esfuerzo) el fruto de su trabajo.

En una feria de estas características te puedes encontrar alguna que otra máquina bastante sofisticada en la onda del momento (que parecen ser las cortadoras laser).

Precisamente de esas, algún maker genuino (esta la traían los chicos de Spain Labs) se ha construido la suya propia con un aspecto realmente formidable.

Y si no entiendes o no eres capaz de apreciar el valor de lo que se muestra también tienes objetos muy espectaculares que te animaran a preguntarte cómo están hechos. Anda con cuidado. Cuando te hagas esa pregunta estás perdido porque para responderla te tendrás que adentrar en un mundo del que no resulta fácil salir.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Algo de eso les debe pasar a los visitantes estrella de un evento como este. Los niños. Permanentemente atentos y siempre dispuestos a dejarse sorprender. En el fondo creo que, por fortuna, el movimiento maker no ha llegado a perder esa maravillosa cualidad de la infancia.

Pero como la curiosidad no tiene edad, también los mayores y los medianos y …todos, disfrutamos de lo que se nos muestra si percibimos que hay un trabajo importante detrás.

Alrededor de esta importante concentración de personas, no todo es ciencia y tecnología. Hay también acciones no necesariamente relacionadas con el objeto de la reunión pero que tienen un interés informativo, lúdico o publicitario. Yo mismo, con mi cámara de fotos, estoy sobre todo tratando de recoger imágenes que le den consistencia a esta crónica. Otros, montan allí mismo un estudio de radio para grabar un programa.

Con música en directo incluída.

Termino ya. Cierro este artículo con unas pocas fotos que dejen constancia de la presencia de Bilbao Makers en la Bilbao Maker Faire de 2015.

Hemos conseguido, también nosotros, acercar nuestra realidad a personas de todas las edades. Hemos compartido tiempo y conversación con los que ya estamos hermanados o acabaremos estándolo.

¿Se puede pedir más? Sí, siempre se puede. De modo que, el año que viene, un poco más y bastante mejor. Pero que nadie piense que hasta que llegue ese momento vamos a estar quietos. Podéis venir a comprobarlo cuando queráis.

8 comentarios en “BilbaoMakers en la Bilbao Maker Faire 2015”

  1. Hola chicos,
    Os he conocido hace poco, buscando por la web y por la feria de la semana pasada. De hecho salgo en una foto 🙂
    Como funcináis? Soléis quedar, hacéis talleres? Me interesaría contactar..
    Yo soy muy aficionado también…suelo hacer cosas en casa…
    Un saludo,
    Alberto

  2. Me parece una pasada de currado el articulo!!
    Solo una pequeña puntalizacion: open source es un concepto muy ambiguo y que da pie a las situaciones desagradable que dices. Lo que no tiene nada de ambiguo es soft/hardware libre.

    1. Gracias Asier.
      Voy a corregir el término. Pero creo que alguna vez te he oido también comentar que, así como el software libre es un concepto meridianamente claro, el hardware libre no lo es tanto. Creo que me ha llegado el momento de intentar entender mejor el significado de todas estas palabras. Eso de usar sin pensar porque otros usan es muy poco “maker”.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.